sábado, 27 de octubre de 2012

BAJO LAS ESTRELLAS DEL INVIERNO


BAJO LAS ESTRELLAS DEL INVIERNO

La liebre que una vez que yo miraba
atardecer -volaban los chimangos!-
salió del sol y se sentó a mirarme

El pájaro que una mañana
se posó exactamente sobre mi corazón
a una hora en que su cuerpo todavía
calentaba la piel más que el sol

El pene entre mis dedos de ese enfermo
al que ayudé a orinar mientras marchábamos
lentamente una noche a un hospital
cruzando playas de estacionamiento

La perra que buscaba a mi pene en la sombra
cada vez que salía para orinar desnudo
mirando las estrellas del invierno
antes de regresar corriendo hasta el colchón
iluminado por el fuego que ardía toda la noche
en los troncos que hachaba con mi hacha todo el día

La mujer que pedía serenamente auxilio
agitando los brazos y volviendo a nadar
en las primeras horas de una tarde pesada
en que yo con el pan en el estómago
no encontraba a otro hombre en las orillas

Y todos los metros que nadé por el mar
sin ver jamás a la terrible aleta
Y mi alegría de noche en las ramas de un árbol
oyendo tangos en mi adolescencia
Y mis siestas sentado junto al cajón de un muerto
descansando en la digna frescura de una bóveda
del verano porteño que nos había humillado

Hablo de todas las horas y de todos los días
y de todas las estaciones y de todos los años



Pero la liebre que una vez que estaba solo
se ubicó exactamente entre el sol y mis ojos
guardando exactamente la distancia
que guarda un ángel que visita a un hombre...

Y el pájaro que un día
se posó exactamente sobre mi corazón
lo que es igual a recibir de un golpe
el propio corazón en el lugar exacto
el único lugar del universo
donde es una victoria recibirlo...

Y la perra que se acercaba agitando la cola
cada vez que volvíamos a encontrarnos desnudos
y solos bajo el cielo del oeste...


En fin...
Brillan los miles de ojos que me miran
Brillan las estrellas del oeste en invierno
Sobre la borda del colchón iluminada por las llamas
me siento arreglo el fuego
leo diarios viejos mientras mi sombra crece
Son las tres de la tarde en el reloj
que después del almuerzo se detiene
La noche es larga
Toda la noche sopla el viento
Mi muslo brilla con la saliva de la perra
o entre las piernas de una mujer de buen carácter
desnuda alegre dormida satisfecha
Vuelvo a despertarme cuando quiero
Vuelvo a salir al frío y a orinar nuevamente
porque estas noches bebo mucha agua
El fuego hace sudar al que lo cuida

En fin...
Hice orinar a un hombre
Salvé del mar a una mujer lejana
Y sé que puedo recordar algunos otros
actos de más amor de más coraje

En fin...
Pienso en todas las horas pienso en todos los días
pienso en todos los años sin encontrar mi imagen

Pero una liebre un pájaro una perra
me miraron a los ojos al corazón al sexo
como creo que sólo me miró también el mar
una madrugada de verano en que vagaba 
con una pistola en el puño sin tener donde afeitarme



Hèctor Viel Temperley.
de Legión Extranjera, 1978.


sábado, 20 de octubre de 2012

La poesía, señoras y señores:


La atención que el poema intenta a todo lo que viene a su encuentro,
su agudo sentido para el detalle, para el perfil, para la estructura, para el color,
pero también para las “convulsiones“ y las “insinuaciones“,
esto no es, creo, ninguna conquista del ojo rival (o aval)
de aparatos cada día más perfectos,
es más bien una concentración que recuerda siempre todas nuestras fechas.
...

“La atención es la oración natural del alma“ W. Benjamin

...
El poema se convierte –bajo qué condiciones!- en poema de quién- todavía-percibe,
que está atento a lo que aparece, que pregunta y habla a eso que aparece.
Se hace diálogo; a menudo es un diálogo desesperado.
Sólo en el espacio de este diálogo se constituye lo interpelado,
se concentra alrededor del yo que interpela y denomina.
A esa presencia, lo interpelado, que gracias a la denominación ha devenido un Tú, trae su alteridad.
Aún en el aquí y ahora del poema-
el poema mismo siempre tiene sólo ese presente único, singular, puntual-,
aún en esa inmediatez y cercanía lo interpelado deja expresarse
también lo que él, al otro, le es más propio: su tiempo.

Cuando hablamos así con las cosas estamos siempre preguntando también por sus dónde y su hacia dónde: en una pregunta
“que queda abierta“, “que no llega nunca a su fin“,
que apunta hacia un espacio abierto, vacío y libre ; estamos muy afuera,lejos.

El poema busca, creo, también ese lugar.
El poema?
El poema con sus imágenes y sus tropos?

Señoras y señores,
de qué hablo propiamente cuando hablo
desde esta dirección , en está dirección, con estas palabras del poema- no del poema?
Hablo del poema que no existe!
el poema absoluto no existe, no puede existir!
Pero existe, con cada poema verdadero, existe con el poema menos exigente, esa cuestión insoslayable, esa pretensión inaudita.

Y qué serían entonces las imágenes?
Lo que se ha percibido y lo que se ha de percibir sólo una vez, siempre una vez y sólo una vez y sólo ahora y sólo aquí.
El poema sería así el lugar donde todos los tropos y metáforas nos invitan a reducirles al absurdo.
Topología?
...

ÈLARGISSEZ L`ART!  (expandir el arte!)
...
 
La poesía, señoras y señores:
ese declarar eterno lo que es pura mortalidad y vano!
 Sin duda!
Pero a la luz de lo que hay que investigar: a la luz de la utopía.
y el hombre ?
y la criatura?
Bajo esa luz.
 La poesía, señoras y señores:
ese declarar eterno lo que es pura mortalidad y vano !

Se recorren, pués,
cuando se piensa en poemas,
se recorren con los poemas tales caminos?
son esos caminos solo caminos de rodeo,
rodeos de ti mismo a ti mismo?
pero a la vez también, sin duda,
entre tantos otros caminos,
caminos en los que el lenguaje encuentra su voz,
son encuentros,
caminos de una voz hacia un tú que atiende,
caminos de la criatura,
proyectos de una existencia tal vez,
una proyección anticipada hacia sí mismo,
a la busca de sí mismo...
una especie de retorno al hogar.

Ninguno de estos lugares se puede encontrar,
no existen,
pero yo sé, y sobre todo ahora,
dónde tendrián que estar, y ...encuentro algo!

Señoras y señores, encuentro algo que me consuela un poco de haber recorrido ante ustedes
este camino imposible, este camino de lo imposible.
Encuentro lo que une y lo que lleva al encuentro como el poema.
Encuentro algo-como el lenguaje-inmaterail, pero terrenal, terrestre, algo circular, que vuelve sobre sí mismo a través de ambos polos y a la vez atraviesa-cosa graciosa-incluso los tropos:
encuentro...un Meridiano.

PAUL CELAN.
citas de Meridiano.




martes, 17 de julio de 2012

CON NOSOTROS - MIT UNS (PAUL CELAN)


CON NOSOTROS, los
por doquier extraviados, a pesar de todo
viajeros:

la intacta
la inusurpable,
la rebelde
pena.

ALBA DE MANOS
se trae mi ojo,
entonces apareces tú-

cuánto séquito de gaviotas
necesita tu frente?

andadora del mar crepita la palabra
que yo rechacé, al pasar
por ti.

una puerta vibrante de ira pétrea todavía,
concédeselo a la
noche madura de necesidad.


MIT UNS, den Umhergeworfenen, demnoch
Fahrenden:
der eine
unversehrte,
nicht usurpierbare,
aufständische
Gram.

BEIDHÄNDIGE FRÜHE
holt sich mein Aug,
dann erscheinst du-
wieviel Möwengefolge
hat deine Stirn?
Seegängisch knattert das Wort,
dem ich absagte, an dir
vorbei,
ein von Steinwut
schwingendes Tor noch,
gesteh`s der
notreifen Nacht zu.

Paul Celan

viernes, 22 de junio de 2012

texto muestra Colonia 2012.


La casa es el peso específico del cuerpo,
habita las profundidades del corazón.

Desde el inicio mi trabajo ha estado atravesado por la casa.
Es probable que la casa estuviese antes de mi oficio de pintor.
Casas marcadas. La casa de los abuelos y una galería larga, una familia y una mesa extensa, un cuarto y sus cuatro paredes. Una madre, un pedazo de tierra, el cielo, los dioses y los hombres. Un cuerpo, una mujer y un libro de poemas. Una compañía, un amor, una amistad, una presencia o su contrario, un espíritu, un refugio, un paisaje, un espacio de soledad, el desierto. En todos y cada uno, la poética de la casa. Infinitas metáforas.
La casa, su amplitud sin cierres.

En la etapa que compete a esta exposición, la casa ya no es el interior de un cuarto,
ni se encuentra en un contexto externo que la rodea. La casa es ahora, en toda la extensión de la tela, una red abarcativa, una sucesión de puntos y líneas extendidas por su superficie. Muchas veces, un conjunto de líneas que aparecen y desaparecen.

Islas, puentes, alas.
Paisaje sin ser tierra o incluso siendo tierra.
Cartografías de un camino,
autografías de cada momento,
extensiones y amplitudes,
todo y nada.
Desierto.

El trabajo no lo concibo como una vocación especulativa, sino como expresión concreta y palpable de intuiciones. La mano y el cuerpo fluyen uniendo en una dialéctica inconsciente lo poético y la vida, las experiencias canalizadas en el oficio o a la inversa.
La mano, el cuerpo, la técnica se proyectan más allá de la forma y el color.
El arte, finalmente, expresa pulsiones y necesidades internas.

Dolor, gozo, intimidad, soledad.
Grito hacia afuera.
Metáforas de uno mismo.
El arte aflora dando forma a una pulsión,
desde su mismo interior.

El arte, en tanto lenguaje universal, autónomo e independiente, no es ni europeo ni sudamericano. Se construye atento al pasado y al presente, sin condicionamientos estilísticos, ajeno a los mercados y a cualquier centro de poder.
Se trata siempre del contexto y de uno mismo.
El cuerpo vulnerable y ofrecido.
En este camino, el transcurrir vital y el arte son uno.

Ruben Caruso



Das Haus ist das spezifische Gewicht des Körpers,bewohnt die Tiefen des Herzens.

Seit Beginn an war meine Arbeit vom Haus geprägt. Möglicherweise war das Haus schon da, bevor ich Maler wurde. Bezeichnete Häuser. Das Haus der Großeltern und ein langer Korridor, eine Familie und ein riesiger Tisch, ein Zimmer mit vier Wänden. Eine Mutter, ein Stück  Erde, der Himmel, die Götter und die Menschen. Ein Körper, eine Frau und ein Buch mit Gedichten. Eine Gefährtin, eine Liebe, eine Freundschaft, eine Anwesenheit oder ihr Gegenteil, ein Geist, eine Zuflucht, eine Landschaft, ein Raum der Einsamkeit, die Wüste. In alledem die Poetik des Hauses. Unendliche Metaphern. Das Haus, geräumig ohne Grenzen.
In der Etappe, der sich diese Ausstellung widmet, ist das Haus nicht mehr das Innere eines Zimmers und befindet sich auch nicht in einem äußeren Zusammenhang, der es umgibt. Das Haus ist nun, über die ganze Ausdehnung der Leinwand ein umspannendes Netz, eine Abfolge von Punkten und Linien, die sich auf ihrer Oberfläche ausbreiten. Oft auch eine Gesamtheit von Linien, die auftauchen und verschwinden.

Inseln, Brücken, Flügel. Landschaft, ohne Erde zu sein, oder sogar als Erde. Kartographie eines Weges, Autographien jedes Augenblicks, Ausdehnungen und Amplituden, alles und nichts. Wüste.

Die Arbeit sehe ich nicht als spekulative Neigung, sondern als konkreten und fühlbaren Ausdruck von Intuitionen. Die Hand und der Körper fließen, indem sie in unbewusster Dialektik das Poetische und das Leben verbinden, die im Kunstschaffen kanalisierten Erfahrungen oder auch umgekehrt. Die Hand, der Körper, die Technik, jenseits von Form und Farbe. Die Kunst drückt schlussendlich innere Schwingungen und Bedürfnisse aus.
Schmerz, Genuss, Intimität, Einsamkeit. Schrei nach draußen. Metaphern seiner selbst. Die Kunst tritt zutage und sendet eine Schwingung aus ihrem Inneren.
Die Kunst als universelle, autonome und unabhängige Sprache ist weder europäisch noch südamerikanisch. Sie entsteht in Betrachtung von Vergangenheit und Gegenwart, ohne stilistische Einengungen, fern der Märkte und jedes Machtzentrums. 
Es geht immer um den Kontext und die eigene Person. Der Körper, verletzlich und dargeboten. Auf diesem Weg sind Lebensverlauf und Kunst eins.
Ruben Caruso


martes, 15 de mayo de 2012

Lugares Caminos Nada

Ruben Caruso
AUSSTELLUNG - MUESTRA
ORTE WEGE NICHTS - LUGARES CAMINOS NADA




MALEREI ZEICHNUNG HÖLZER - PINTURA DIBUJO MADERA
7 MAI bis 18 JUNI 2012.
KÖLN, DEUTSCHLAND - COLONIA, ALEMANIA.

Vídeo


VIDEO
Resumen de la OBRA Rubén Caruso (1992-2012)
7,50m

viernes, 13 de enero de 2012

RUMI


Ven, recitémonos poemas uno a otro,

por medio del Alma,

diciendo cosas secretas para los ojos y los oídos.

Sonriamos como un jardín de rosas,

sin labios ni dientes.

Conversemos con pensamientos,

sin lenguas ni labios.

Nombremos todos los secretos

del mundo, hasta el final,

sin abrir nuestra boca,

como intelecto divino.

Algunos sólo pueden comprender

escuchando y mirando a las bocas.

Mantengámonos fuera de su tienda.

Nadie habla en voz alta a sí mismo.

Ya que nosotros somos uno,

hablemos así.

Cómo puedes decir a tu mano „toca“?

Ya que todas las manos son una, hablemos así.

Las manos y los pies saben lo que quiere el Alma.

Cerremos nuestra boca y hablemos con el Alma.

El Alma conoce el destino, paso a paso.

Si quieres, te daré ejemplos.

RUMI